los broches de lady desidia… ay, qué bonitos todos!