abandono-del-hogar

Antes de que se cumplan oficialmente dos años de abandono de este blog, lo retomo. Porque sigo viendo cosas que merecen ser compartidas y porque no deberían perdérseme como lo hacen algunas.

Así que, aquí estoy de nuevo. Podéis volver a llamarme mongola.

De paso, le he dado una vuelta a la página y además de contener el blog, en “Made in Mongolia” iré poniendo mis trabajos.